Seleccionar página

 

Presentación del programa Zapopan RIFA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Instituto de la Juventud de Zapopan trabajará en tres etapas: autoconocimiento, direccionamiento y gestión

 

San Juan de Ocotán es la sede del programa piloto y los talleres tendrán una duración de 9 meses

 

 

A través del grafiti o del rap los jóvenes zapopanos que viven en situación de riesgo, como por ejemplo debido a la violencia, pueden descubrir sus habilidades y enfocarse en desarrollarlas para construir un mejor futuro.

 

El Instituto de la Juventud de Zapopan, en coordinación con la Universidad de Guadalajara, asociaciones no gubernamentales y organizaciones sociales, presentaron hoy el inicio del programa de prevención social Zapopan RIFA.

 

Mónica Magaña, Directora del Instituto de la Juventud Zapopan, detalló que este tipo de proyectos son de gran trascendencia.

 

“El objetivo general de este programa es trabajar en el desarrollo integral de los jóvenes, desde habilidades cognitivas, intrapersonales, sociales y de gestión para fortalecer su desarrollo humano (…), esto será mediante la educación dual, que es una metodología que se ha desarrollado en conjunto con la Universidad de Guadalajara”, afirmó la funcionaria.

 

Cabe señalar que, con los jóvenes en situación de riesgo, se trabajará en tres etapas: autoconocimiento, direccionamiento y gestión, y las acciones serán en conjunto con Sarape Social, empresa que se dedica a llevar a cabo proyectos que construyen, mejoran el tejido social y promueven la participación ciudadana.

 

“Estamos trabajando toda el área creativa, buscando potencializar la creatividad de estos chicos, para que no nada más ellos puedan crear un gran proyecto, sino que también sepan cómo realizar y llevar a cabo este proyecto de vida”, dijo Mónica Magaña.

 

Cabe señalar que este es un programa peculiar, ya que no es de autoselección, sino que son las autoridades las que a través de redes de investigación, llegan a este tipo de jóvenes que viven la violencia, que se han involucrado en algún delito o que tienen alguna adicción.

 

Para que participen en los proyectos se hace una fuerte labor de convencimiento.

 

“A través de lo que a ellos les gusta vamos a atraerlos, vamos a tener dos talleres, uno de grafiti y otro de rap, y estos talleres son para que ellos puedan generar algún interés, nuestra intención no es darle a todos un oficio, es trabajar en lo que ellos ya les gusta, nosotros les ayudaremos a capitalizarlo lo más que se pueda y encadenarlo a la productividad”, explicó la titular del Instituto de la Juventud Zapopan.

 

Zapopan RIFA tiene como objetivo trabajar en el 2017 con más de 300 jóvenes de distintas colonias que presentan índices elevados de violencia, como El Colli, Las Mesas y Santa Ana Tepetitlán.

 

Los jóvenes objetivo tienen entre 16 y 17 años, y para esta primera intervención se aplicará durante 9 meses el programa piloto en la colonia San Juan de Ocotán, por las características o índice de violencia que hay en la misma.

 

La Maestra Iliana León González, investigadora del Programa Brújula del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), de la Universidad de Guadalajara (UdeG), detalló que dentro de la universidad se cuenta con un programa Internacional de Innovación Social que impacta de forma directa a la sociedad con metodologías específicas.

 

“Por eso es tan importante que se replicara la metodología Brújula, que nació en este proyecto de Internacionalización e Innovación Social, fue para poder replicar con gente que requería una intervención directa, es importante replicarla con la juventud porque esta metodología tiene dos factores importantes, de intervención directa y gestión directa (…) Ya que era necesario que estos jóvenes puedan acceder a un proyecto de vida”, detalló la investigadora.

 

El Director de Sarape Social, Hassan Oropeza Rizk, dijo que la empresa está a cargo de la operación general de los talleres, y también del direccionamiento de gestión con el que se buscará la transformación social, por medio de creatividad aplicada.

 

“Que los chavos que van a formar parte de estos talleres se den cuenta que las habilidades que ellos tienen al grafitear o al rapear, significa que tienen otras habilidades muy importantes, como el caso de grafiti, para ser ilustradores, diseñadores gráficos, serigrafistas; el objetivo es irles demostrando que todas estas diferentes industrias pueden ser parte de ellos”, detalló Oropeza Rizk.

 

José Salguero, Vicepresidente del Consejo Coordinador de Empresarios Jóvenes de Jalisco, destacó el total apoyo a este tipo de talleres y dijo que brindarán donaciones, personal y capacitaciones, pues identifican a los jóvenes como la fuerza activa del país, por lo que deben ser respaldados para que hagan lo que les gusta.

 

Daniel Quintanar, Director Regional del Programa Juntos para la Prevención de la Violencia (JPV), perteneciente a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), recalcó que en esta ocasión darán asistencia técnica y acompañamiento a los profesionales que intervendrán en estos talleres.

 

La violencia es una limitante drástica para el desarrollo de las personas y las comunidades, es por eso que los programas de USAID apoyan iniciativas mexicanas en materia prevención del crimen y la violencia, para mejorar las oportunidades económicas y garantizar comunidades seguras.