Seleccionar página

Cuida tu vehículo

Medidas de Prevención

 

Cuida tu vehículo

Al subir o bajar de tu automóvil:

Observa a tu alrededor, cerciorándote de que no hay personas sospechosas. Antes de subir a tu auto, verifica que no haya nadie escondido dentro, atrás o alrededor de él. Ten cuidado de ser seguido por personas extrañas. Si detectas que te están siguiendo o notas alguna actitud sospechosa, no te detengas ante su automóvil, sigue de largo buscando el auxilio de alguna autoridad dirigiéndote a un lugar concurrido. Enciende el auto sin distracciones y procura dar rapidez a tus movimientos. Al bajar del automóvil, cerciórate de que se encuentra bien cerrado, aunque solo sea por un momento. Procura desactivar las alarmas y demás sistemas de seguridad cuando nadie te observe. Nunca dejes las llaves pegadas al encendido del motor, si no estás en el asiento del conductor. Al llegar a tu domicilio, si detectas automóviles o personas sospechosas, no te detengas y dá vuelta a la manzana si al regresar siguen en el lugar, dá aviso a las autoridades.

 

Al estacionar tu auto:

Busca de preferencia un estacionamiento público o privado. Si dejas tu coche en un estacionamiento cerrado, observa bien las condiciones del lugar y procura situarte en un cajón cercano a la vigilancia. Si te estacionas en la calle, házlo en lugares concurridos y vigilados. Activa todos los dispositivos de seguridad (como son alarmas, bastones, cadenas, etc.) Procura no dejar en el auto ningún documento importante, sobre todo, los que acreditan la propiedad del vehículo, de la casa o gestiones financieras. De noche no permanezcas en el vehículo estacionado, primordialmente si es un lugar solitario o poco iluminado. Al estacionarte, cerciórate de que no haya personas sospechosas observándote de que se encuentren cerca del lugar principalmente cuando llegues a casa; Si es de noche, estaciona el vehículo en lugares iluminados. Instala en tú automóvil todas las medidas de seguridad, incluso trata de idear sus propias protecciones como son cortar el paso de energía o de gasolina, desconectar mangueras, etc. Deja las llaves del auto a establecimientos reconocidos de valet parking y cuidado con los vigilantes o cuidadores “voluntarios”. Procura dejar tu auto en lugares cercanos al que te encuentras. Si no tienes cochera en tu casa o departamento, encarga el auto a personas de confianza o contrata los servicios de alguna pensión. Procura dejar la llave que únicamente, pretende el motor, cuando tengas que dejar en estacionamientos.

 

Toma en cuenta las siguientes medidas:

Si es posible, asegura el vehículo.
Utiliza los servicios de estacionamiento que cuenten con seguros contra daños o robos.
Evita el riesgo de que saquen copias de las llaves, nunca las entregues a desconocidos o a los cuidadores “voluntarios”.
Evita dejar el auto documentos que contengan tú nombre, domicilio, lugar de trabajo, teléfono, etc.
Si eres víctima de robo es más seguro denunciarlo que oponer resistencia ¡Cuida tu vida!

 

Al conducir:

Siempre lleva puesto los seguros y las ventanillas levantadas.
Evita transitar por las calles solitarias, angostas y poco iluminadas.
Si detectas que te siguen, dirígete a un lugar concurrido o acude a los módulos de patrullas o de policías.
Al conducir no exhibas objetos valiosos.
No des “aventones” a desconocidos, aunque su apariencias sea confiable.
Si te siguen, procura manejar el centro de la calle para que no te obliguen a salirte.
Procura viajar acompañado y sé muy observador.
De ser posible, en los altos del semáforo trata de quedar en primera línea.
Elige rutas seguras y transitadas.
Varía tus horarios y rutas.
Si intencionalmente golpean tú auto, y el vehículo que lo hace va ocupado por más de dos sujetos sospechosos , no te detengas ni te bajes del mismo. Únicamente anota el número de placas.
No respondas a las provocaciones, no ocasiones riñas.
Procura colocar las bolsas de mano u objetos caros o llamativos en lugares no visibles.