Seleccionar página

Acorde al INEGI-SS el porcentaje más alto de caídas en los adultos mayores se da en las casas con el 57.7 por ciento, luego las caídas en la calle con 14.5 por ciento

En este taller se enseña a los adultos mayores ejercicios de fortalecimiento, coordinación y conocimiento de cómo caer para no lastimarse, a través de técnicas sobre cómo caminar adecuadamente, cómo mover los pies y realizar la pisada

Para disminuir accidentes en las personas mayores de 70 años, quienes corren mayor riesgo de muerte o de sufrir una lesión grave por caídas, el DIF Zapopan a través del Centro Metropolitano del Adulto Mayor (CEMAM), inició un taller de prevención de estos accidentes.

En los talleres se enseña a los participantes ejercicios de fortalecimiento, coordinación y conocimiento de cómo caer para no lastimarse, a través de técnicas sobre cómo caminar adecuadamente, cómo mover los pies y realizar la pisada.

De acuerdo a la base de defunciones 2013 del INEGI-SS el porcentaje más alto de caídas en los adultos mayores se da en las casas con 57.7 por ciento, seguidas por las caídas en las calles con un 14.5 por ciento.

Después de una caída, además de las consecuencias como dolor o lesión física, rehabilitación, dependencia económica y familiar, también se puede presentar el Síndrome de la Caída, que aumenta probabilidades de que una persona vuelva a tropezar debido al miedo, debilidad, pérdida de confianza, entre otros factores.

Las causas de que los adultos mayores sean más propensos a sufrir caídas son la debilidad muscular, alteraciones en su caminar y equilibrio, enfermedades del corazón, disminución de la vista, uso inadecuado de bastones y andaderas o incluso efectos de medicamentos.

La fisioterapista Guadalupe Rivera, quien imparte este taller, mencionó que incluirá conocimientos para saber cómo reaccionar ante la caída de otra persona, ya que hay adultos mayores que son cuidadores y han experimentado la necesidad de auxiliar a familiares o conocidos, y se requiere saber qué postura adoptar y qué movimientos efectuar para evitar lesiones.

Alicia Muñoz, de 77 años, en el inicio de su etapa como adulta mayor compartió que estaba en la cocina de su casa cuando tuvo un accidente.

Quería poner a hervir un caldo, pero no me fijé que en el piso había una cáscara de mandarina y cuando la pisé me caí en una coladera, oí que una de mis rodillas tronó, como cuando se parte una calabaza”, dijo.

La rodilla de Alicia se partió en dos y su vida y la de su única hija, que en ese momento tenía 3 hijos pequeños que atender, cambiaron por completo luego de la operación. A pesar de los tornillos que le pusieron y de todo el esfuerzo que hizo su familia para cuidarla no quedó como antes y ahora vive con el miedo a volverse a caer; a diario usa una muleta.

Afortunadamente, el accidente de Alicia no fue una caída mortal como las de alrededor de 640 mil caídas de muerte que se suscitan cada año, acorde a información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en sus informes describe que las personas de más de edad son quienes corren mayor  riesgo de muerte o lesión grave por caídas.

El Taller de Prevención de Caídas está dirigido a la población mayor de 60 años y se imparte los martes de 10:00 a 12:00 horas en el Centro Metropolitano del Adulto Mayor (CEMAM), ubicado en Privada Santa Laura S/N, en la colonia Santa Margarita. Para más información está disponible la línea telefónica 3834-5520.