Seleccionar página

Apuesta Municipio a la coordinación interinstitucional y trabajo conjunto con la academia, organización civil y la ciudadanía en general para la preservación del medio ambiente

Hoy se cumplen 25 años de la declaratoria del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

En la conmemoración de 25° aniversario del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía el Alcalde Pablo Lemus aseveró que, desde el Gobierno de Zapopan, existe la disposición de aprender y actuar en conjunto con el resto de actores involucrados en la preservación de las áreas naturales del municipio, así como para frenar la degradación de la tierra.

Esto lo dio a conocer durante la ceremonia realizada en las instalaciones de la Comisión Nacional Forestal en el Estado, Conafor Jalisco, con la participación vía Internet de sus homólogas en Estado de México, Guanajuato, Veracruz, Michoacán, Sonora, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Yucatán, Tabasco, Baja California Sur, Coahuila, Durango y Sinaloa.

Nos damos cuenta, por supuesto, de las afectaciones del cambio climático, nos damos cuenta de muchos errores que como sociedad cometimos en el poco cuidado de nuestras áreas naturales protegidas (…) La única forma que podemos encontrar para tener soluciones a este respeto es que nos unamos todos con un mismo fin organizaciones de la sociedad civil, gobierno federal, estatal, municipales y por supuesto, la ciudadanía en general”, afirmó.

Dentro de las acciones que se emprenden desde la Administración zapopana se encuentra la prohibición de desarrollos inmobiliarios en las cuatro áreas naturales protegidas asentadas en el territorio municipal, que son La Primavera, Barranca del Río Santiago, Bosque El Nixticuil-San Esteban-El Diente (BENSEDI) y Colomos III.

También, durante la pasada Administración del Alcalde Pablo Lemus en el municipio se plantó un millón de árboles y para la actual gestión se plantará un millón más de ejemplares, entre otras acciones.

El Munícipe señaló que si bien en los tres niveles de gobierno existen limitaciones en cuanto a personal, equipamiento y financiamiento, es importante sumar acciones y esfuerzos con otros actores como la academia, ciudadanía y organizaciones civiles en aras del bien común.

Cada 17 de junio se conmemora el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, una de las convenciones ambientales más importantes que existen, junto con los acuerdos sobre el cambio climático y la diversidad biológica. Para 2019 el lema de la campaña mundial gira en torno al lema «Construyamos el futuro juntos”.

La desertificación consiste en la degradación de las tierras en zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas; esto, genera consecuencias como el cambio climático, la inseguridad alimentaria, la migración masiva, entre otros aspectos.

A través de un mensaje grabado Crispim Moreira, Representante de la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en México, señaló que la degradación de la tierra representa 25 por ciento de las emisiones globales de dióxido de carbono y cubre un tercio de la superficie del planeta.

La pobreza, la inestabilidad política, la deforestación, el sobrepastoreo, las malas prácticas de riego afectan la productividad del suelo (…) causando más muertes y desplazamientos humanos que cualquier otro desastre natural”, explicó.

Puntualizó que una de las principales vías para dotas a la tierra de mayor capacidad de adaptación y asegurar un mejor equilibrio ecológico en los ecosistemas son propiciar iniciativas para la reparación de los suelos, así como su expansión con base en estrategias de gestión sustentable.

Jorge Castaño Martínez, Director General de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), señaló que los esfuerzos realizados en México para dar revés a este fenómeno han sido insuficientes, se van agregando nuevos territorios de degradación de tierra y cambio de uso de suelo a razón, por ejemplo, de los cultivos agroindustriales y la tala clandestina en entidades como Michoacán, Jalisco, Estado de México, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, entre otros.

Conafor se compromete de la restauración integral de 500 mil hectáreas para los próximo 5 años”, dijo.

Asimismo, hizo un llamado para la participación de las comunidades locales, en aras de aplicar sus conocimientos, saberes y gobernanzas tradicionales.

Ramón Antonio Sandoval Noriega, Director General de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA), explicó que México forma parte de 165 países autodeclarados como afectados por la degradación de la tierra, desertificación y la sequía.

Se encontraron presentes en este evento Araceli Vargas Mena y Amezcua, Coordinadora Nacional del proyecto ProTierras de la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en México (FAO, por sus siglas en inglés); Sergio Graf Montero, Secretario de Desarrollo Territorial y Medio Ambiente (Semadet) del Gobierno del Estado; José Fernando De la Torre Sánchez, Director General del Instituto Nacional de Investigación Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y Leticia Merino Pérez, Investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).